El primer ataque con arma química

chimia

Ahora que se investiga el uso de armas químicas en Siria, es curioso recordar que los primeros en la historia en utilizarlas fueron los persas. Esta teoría, propuesta por el arqueólogo Simon James, de la Universidad de Leicester, Reino Unido, se basa en el hallazgo en la década de 1930 de los restos de 20 soldados romanos que supuestamente murieron asfixiados durante un ataque enemigo en la antigua ciudad de Dura-Europos, a orillas del Éufrates. Los esqueletos estaban apilados en una mina de asalto -túneles excavados para derrumbar secciones de murallas-, y no presentan signos de violencia física, por lo que en realidad su deceso se mantiene como un misterio.

La historia detrás del descubrimiento se remonta al siglo III, cuando los romanos instalaron una fortaleza en la zona, misma que en el año 256 fue sitiada por soldados persas-sasanianos. James especula que los sitiadores fueron descubiertos al momento de cavar el túnel, y al enfrentar el contraatque a ‘contramina’ de los romanos encendieron una mezcla de betún y cristales de azufre, técnica que de acuerdo con James ha sido mencionada en textos clásicos. Esto provocó una nube de gas tóxico que se propagó rápidamente en la galería de dos metros de alto y 11 de largo, aniquilando de un golpe a los soldados sin mayor esfuerzo; el humo llenó el túnel, ahogándolos en pocos minutos. Los cuerpos fueron usados como muralla para contener el resto de las tropas que venían en su ayuda, y eventualmente quedaron sepultados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s