El monstruo de Fukushima

Para combatir a Godzilla, las Fuerzas de Autodefensa de Japón han llegado a emplear vehículos de la serie Super X; la tercera versión cuenta con un rayo congelante y misiles con la misma capacidad, que han intentado detener al mítico monstruo radiactivo. Ahora, la analogía entre el poder del reptil gigante con la realidad nipona está vigente, con una solución extrema para contener la filtración de agua radiactiva de la planta nuclear Fukushima-Daichi: la construcción de paredes con permafrost, el tipo de suelo donde la temperatura está por debajo de los cero grados.

De acuerdo con el plan, se protegerán los ríos subterráneos que pasan bajo los cuatro reactores dañados en 2011 con una de estas ‘paredes congeladas’ de 1.4 kilómetros de largo. Esta capa aislará los edificios de la planta que diariamente reciben el embate de 400 toneladas de agua freática que baja de las montañas adyacentes y se filtra a través de sus grietas; a su vez, el agua contaminada se reintegra al subsuelo y al mar. Para ello se requerirán de 14 plantas de refrigeración de 400 kilowatts de potencia, que bombearán líquido congelante entre -20 º C hasta -40 ºC a través de una serie de túneles.

Hay que recordar que en la planta todavía hay almacenadas 300,000 toneladas de agua radiactiva, aún vulnerables a otro terremoto, y tan solo la semana pasada se reportó una fuga de alrededor 300 toneladas de este líquido, la mayor emergencia ocurrida desde el terremoto de hace dos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s