Mapas fantasma (3)

En lo profundo de Europa Oriental, las ciudades nación de Beszel y Ul Qoma coexisten dentro del mismo espacio, pero ocupando distintas dimensiones. Los habitantes de una y otra se pueden ver diariamente, incluso atravesarse unos a otros cual espectros, pues las coordenadas que ocupan les impiden tener contacto: saben que existen los otros, pero además de sus leyes físicas las autoridades de sus respectivos gobiernos les exigen no interactuar entre si. De esta manera, las casas derruidas de una y los modernos edificios de la otra se empalman unos con otros sin ocasionar confusiones entre los vecinos. Mientras una familia de Beszel cena en la cocina, en la misma área –pero en el espacio alterno que ocupa Ul Qoma–, una joven pareja tiene sexo; ninguno de ellos se siente intimidado u observado, pues están condicionados desde la infancia a ignorarse mutuamente. Esta idea de topología fantástica, que sirve de ambiente a la novela The City & The City (2010) del escritor inglés China Miéville, es una alegoría que representa los diferentes mundos o ambientes sociales que conviven en las urbes modernas.

Dentro del llamado ‘arte locativo’, aquel que utiliza la tecnología GPS para crear obras virtuales, uno de sus ejemplos más peculiares y que me recuerda la novela de Miéville es el proyecto Shadows from another place (‘Sombras de otro lugar’), que consiste en la transposición de un plano de la ciudad de Bagdad y otro de San Francisco para elaborar literalmente una nueva ciudad, creada por la artista estadounidense Paula Levine. De esta forma se marcaron con coordenadas GPS los sitios que fueron bombardeados durante el primer ataque a la capital iraquí en marzo de 2003 por tropas estadounidenses, sobrepuestos a su vez sobre un mapa de la ciudad californiana, haciéndose la distinción entre objetivos militares y civiles. Este mapa hipotético, o escenario de guerra, se acompaña por sonidos reales de batalla; el ejercicio recuerda de alguna forma la división de las ciudades ficticias mencionadas al principio del texto; ahí habitan ciudadanos de dos países en guerra, que no se conocen y no pueden interactuar, habitando el mismo espacio virtual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s